/> El guiño fascista y racista del gobierno de Río Negro a la derecha – Moira Millán

Los últimos acontecimientos represivos en la Puelmapu, contra el Lof Quemquemtrew por parte de las fuerzas de seguridad asesinas, caporales del latifundio, organizados en la sociedad rural argentina, deja muy tangible y clara su postura genocida, le habla a través de los hechos a sus electores, les dice hasta dónde están dispuestos a llegar para garantizarles a los verdaderos usurpadores, herederos de apellidos sanguinarios, la continuidad del despojo y terricidio contra los pueblos indígenas y sobre todo contra la Mapu.

En plena carrera electoral, con un gobierno nacional y popular desteñido, e indolente, frente al legítimo reclamo de las primeras naciones, preexistentes a éste estado invasor. La derecha se infla de orgullo y poder, arremete sin vergüenza y sin piedad, hasta con los pichikeches, nuestra niñez, que es sagrada, les roba la infancia con violencia, con torturas. Su odio racista no reconoce excesos todo le es admisible con tal de sacarse de encima, a un digno pueblo que con coraje y desición retorna a la Mapu.

Señor Presidente Alberto Fernández, hombre orgulloso de descender de los barcos, ¿qué opina de sus compatriotas y de las fuerzas policiales de su estado que detienen y torturan a nuestros niños? ¿También le da orgullo?. Si le indigna y avergüenza lo que le están haciendo a mi pueblo, y a todos los pueblos indígenas, lleve al congreso el proyecto de ley para el reconocimiento pleno y efectivo de la propiedad comunitaria de los territorios indigenas. Esa sería la única respuesta esperable de un presidente con conciencia humanitaria y justa.

Como mapuche le digo: ¡wiñoytualü kuifi Mapu mew! ¡Weyayiñ, marici weu! Y agrego: La Tierra robada será recuperada amada cuidada y nunca negociada. A los pueblos de las 36 Naciones indigenas y al pueblo argentino les pregunto: ¿hasta cuándo la desunión? ¿Hasta cuándo la fragmentación? Las Mujeres Indígenas hemos dado muestra de que es posible el consenso y la unidad. Debemos decir ¡Basta a tanto terricidio! Es ahora y es urgente, no más desalojo, represión, detenciones y muerte!

Éste es un llamado a la unidad y organización para arrancarle a éste estado racista de una vez por todas la propiedad comunitaria de nuestros territorios.

Moira Millán, Weychafe mapuche